TSÚREMBERG

Tsúremberg, una aldea argentinos judíos en el corazón de Europa del Este

Tsúremberg, una aldea argentinos judíos en el corazón de Europa del Este

Tsúremberg: una pequeña aldea judía (shtetl), a fines del siglo XIX, ubicada… exactamente… ¡ahí! (o sea, en Rusia, Polonia, Alemania, Lituania, depende del invasor que estuviera de turno ese año).

Sus habitantes, los tsúrelej, un puñado de judíos que intenta, día a día, mantener vivas las tradiciones milenarias, tal como lo intentaron sus padres, abuelos, bisabuelos, etc.: con relativo éxito.

Porque todo lo que está vivo, cambia, incluso las tradiciones.

En Tsúremberg se puede ser rabino y comunista, ser emprende(u)dor y conservador, ser “el rico más pobre que existe”, ser “soltera profesional”, polemizar sobre la circuncisión de Berta, o ser un Darwinista que nunca leyó a Darwin, contar con la Torá como abundante alimento espiritual y las papas como escaso alimento cotidiano, sobrevivir a los nefastos pogroms y adaptarse a la modernidad del psicoanalisis, el marxismo, la democracia y el feminismo, al mismo tiempo.

Tal como en la vida cotidiana, los personajes se entrecruzan de uno a otro de estos entrañables relatos humorísticos en los que Rudy nos pinta “su aldea”, o al menos, la aldea de sus abuelos… o una muy parecida.

El Dokter Vintziquer Psiquembaum, psicoanalista

Nació allá por el 8 de julio de 2004 en las páginas del suplemento PSI de Página/12 como parte de la saga de “La circuncisión de Berta y otras crónicas de Tsúrmberg” de su mismo padre, Rudy.

Llegó perdido, como todos los que llegan a Tsúremberg y se acomodó en una mesa del Tsúkerke Café convirtiéndose en un tsureliano más, bueno, como puede ver, no tanto como uno más.

Algunos personajes de Tsúremberg

Abraham Reitefísalaj Guéltindrerd: Buen vecino de Tsúremberg. Padre de Motl Guéltindrerd, el emprendeudor. Es costumbre entre los judíos que los hijos colmen de satisfacciones a sus padres. Pero Motl quiso ser original, y lo colmó de deudas.

Efrom Píchifke: Cotizado científico de Tsúremberg, aunque lamentablemente la cotización no es todo lo elevada que él quisiera. Eterno rival del doctor Abramitsik Úguerke, con quien jamás se puso de acuerdo en nada, ni siquiera en no ponerse de acuerdo en nada.

Fárfale Kratzinpupik: Otro de los vecinos de Tsúremberg. No hay ningún dato importante que destacar, su protagonismo pasa por “hacer número” en las reuniones, cosa que siempre es muy apreciada por los vecinos, salvo cuando se trata de repartir las porciones del léikaj de papas y mirar porno argentino.

Iankl Schmarabodsnik: Mítico doctor de Tsúremberg. Dicen que se enamoró de una joven y al no ser correspondido, se convirtió en el siniestro Mister Jaim y raptó a la muchacha. Otros, más tétricos, dicen que simplemente se convirtió, a otra religión.